Con ustedes...MONY

Mónica en el Campeonato de España de Larga distancia en Elche

Nació el 04-11-1978 en Bolulla un pueblecito de 399 habitantes, a los pies de la Penya d’Or, limita con los términos de Callosa de Ensarria, Castell de Castells y Tárbena, pasando por el municipio el río de Bolulla, afluente de Algar. Los vecinos de la misma trabajan en la agricultura.

Su padre Aurelio y su madre Vicenta ya tenían otras tres hijas llamadas Charo, Fina y Rosa Mª así que decidieron entre todos llamarla Mónica.

Como en todo pueblo pequeño, su infancia fue muy alegre jugando por sus calles todo el día, pasándolo en grande.

Estudió en Bolulla, Callosa D’Ensarria y finalmente en Benidorm, donde mas tarde comenzó a trabajar hasta la actualidad inclusive, como contable en la empresa Edificaciones Calpe S.A.

Durante su adolescencia tocó en la banda de música de Callosa, en la cual hoy sus antiguos compañeros echan de menos su notas.

El 26-06-2004 se casó con Vicente, algo de lo que Mony está muy orgullosa, ya que es muy feliz a su lado. Se fueron a vivir a Polop en un piso de la familia de él y desde entonces continúan allí en espera de que les entreguen su casa en Bolulla.

Mony amante de la naturaleza, para ella las montañas tienen un imán especial, en ellas se siente LIBRE, le encanta poder andar por sus sendas, rodearse de sus arbustos, flores, árboles, piedras “las cuales le gusta coleccionar” y oler las diferentes fragancias de las plantas silvestres que hay en este rincón de la comunidad Valenciana.

También amante de los animales, siempre ha convivido con perros, gatos, conejos, pájaros… entre otros, aunque actualmente solo tiene 3 tortugas de tierra que quiere con locura. El deporte siempre ha sido su “droga”, durante varios años realizó aerobic, step, bici de montaña y fue probando diferentes modalidades de deporte, hasta que comenzó con las clases de ciclo indoor en Benidorm donde conoció a Juan Diego( su entrenador), él fue quien le enseño el mundo del triatlón, un deporte increíble para Mony, que afirma que gracias a éste ha conocido gente maravillosa, con la que comparte las salidas en bici, carreras, competiciones y otras muchas cosas, que la hacen sentir muy bien.

Mony es de esa clase de chicas que nunca llaman la atención por su “boca” y sí por su “silencio”, el cual observador e inteligente, comparten “sonrientemente” su fondo de “buena gente”.

Pero quien mejor que su entrenador nos relate el "perfil deportivo" de la única mujer triatlonista, en actividad, del CN la Nucía en su primer Triatlón de Larga distancia: Elche 2008

MÓNICA LA INEXORABLE( según J.D)

Mónica, "la inexorable" en lo sucesivo, cumplió su inevitable propósito de terminar el Campeonato de España de Larga Distancia de Elche, como paso previo a convertirse en la primera Ironwoman de BOLULLA. El término municipal de Bolulla, limita con los términos de Callosa de Ensarriá, Castell de Castells, Guadalest y Tárbena. Está enclavado en el valle de Tárbena, al pie de la Penya d'Or y por su término municipal pasa el río Bolulla, afluente del Algar. Bolulla, encierra lugares que se conservan exactamente igual que hace cincuenta años, volcados en la agricultura, con casas apiñadas de un solo piso y volcadas al valle y a la tranquilidad. El origen de Bolulla es una alquería islámica que fue conquistada por Jaime I de Aragón en 1254 y dada a la mitra de Valencia. Junto con Alcia y Garx, hoy despoblados, formaba la baronía de Bolulla. En 1609 por culpa de la expulsión de los moriscos quedó despoblado; en 1646 había 14 familias. En el siglo XIX la población había crecido hasta los 1.074 habitantes, pero la emigración de finales del XIX y del siglo XX diezmó la población (257 habitantes en 1991). Sin embargo, desde los años 1990 ha habido una recuperación demográfica importante, llegando a 399 habitantes en el censo de 2007, de los cuales un 38,6% es de nacionalidad extranjera (en su inmensa mayoría, europeos). No existe constancia documental de que ninguno de ellos haya sido finisher en algún Ironman.Es por tanto inevitable que sea Mónica la primera Inexorable. Inexorable es aquello que no se puede evitar. También lo que no se deja vencer con ruegos. Y Mónica el domingo, fue ambas cosas, inevitablemente invencible ante los ruegos del recorrido y desafíos del Tri de Elche. Si a la recompensa al trabajo acumulado durante meses de entrenamiento, en forma de finalización del reto triatlético que supone el triatlon de Elche, la aderezamos con un excelente resultado deportivo; Octava del Campeonato de España en categoría absoluta femenina, no podemos ser más dichosos. Sobre la consecución del objetivo de finalizar el Tri de Elche, no tenía la más mínima duda, Mónica esta más que preparada para ello, salvo accidente, desfallecimiento o problemas físicos siempre posibles especialmente en larga distancia. Sin desmerecer a la prueba, ni perderle el respeto a la distancia, Mónica ha afrontado la competición con más que suficiente bagaje para culminarla brillante y sobradamente.Sobre el éxito deportivo que supone para una triatleta popular en su primer año de competición, clasificarse como octava de España, es una maravillosa y he de reconocer que inesperada sorpresa. Aunque hasta cierto punto. Sin duda obedece a la situación del triatlon femenino en España, especialmente en larga distancia. No son muchas las triatletas de larga y además faltan algunas de las mejores. Pero ello sin ser un demérito por el contrario da más valor al hecho de estar bien a principio de temporada para poder afrontar con garantías competitivas, la prueba de Elche. Si analizamos la participación femenina de las anteriores ediciones del tri de Elche apreciamos un aumento progresivo de la misma (5 en 2005, 16 en 2006, 35 en 2007) y una ligera disminución respecto de 2007 en este año (25) debido principalmente al cambio de distancia de un año al otro (B a C).Entre las primeras clasificadas Silvia Tremoleda, Nerea Martinez y Adelheid Kreusel han participado en todas las ediciones. Adelheid ha sido ganadora absoluta en 2006, 2ª y campeona autonómica en 2005, 5ª en 2007 y 10ª este año. Amelia Torrego que suma tres participaciones y ha sido 11ª este año, ganó el Titan de Cadiz en octubre pasado. Ambas han sido batidas por la “inexorable”. Desconozco el porque, pero este año no ha sido campeonato autonómico de Larga de la comunidad valenciana. Paula Tent, 7ª clasificada sería la campeona oficiosa, Mónica la subcampeona y Adelheid la tercera. En resumen, que detrás del salto entre las triatletas de calidad que han copado las primeras plazas, encabezando el grupo de las triatletas populares, se encuentra sorprendentemente Mónica. Con trabajo, humildad, dedicación y su omnipresente sonrisa, esperamos poder seguir encontrándola en el nivel que se ha ganado y merece.

J.D

Y si aún sienten “desconocer” a Mónica, que mejor que ella relate su primer triatlón de larga distancia

RELATO DE MONY

Realmente para mí el triatlón empezaba el sábado 26 por la tarde. Sobre las 3:30 me encontré con mi compañero de batalla Pirri para ir directamente a Elche, allí teníamos que recoger el dorsal, dejar la bici y ver el ambientillo que se respiraba el día antes de la prueba. Después de pasar por la Universidad Miguel Hernandez lugar donde nos entregaron el dorsal, pegatinas para el casco , y algún regalito que otro nos fuimos directamente a dejar el material de la carrera a pie y ver la temida cuesta que subiríamos 4 veces al día siguiente. Antes de marcharnos nos dimos un paseo por la feria donde vendían todo tipo de artilugios específicos de triatlón, después de ver a gente conocida, y charlar un rato nos fuimos a la Playa de Arenales donde debíamos dejar la bici en boxees, ¡Menuda exposición que había!, ya sabes de esas que sueñas tener tú algún día, nos acercamos un momento a ver las boyas que desde hacía un par de días habían colocado los de la organización, ¡¡ uffffff que lejos las veía, estaba aterrorizada ya que era la primera vez que nadaría 4.000m en el mar y la verdad sea dicha no me hacia mucha gracia.Bueno ya lo teníamos todo listo para el día de la competición así que nos fuimos a casita a cenar y a descansar.

El domingo me levantaba sobre las 4:30 de la mañana había dormido intermitentemente pero mejor de lo que pensaba, desayune como tocaba y después de recoger los bártulos “neopreno, casco….etc” y despedirme de mi marido Vicente, el cual no podía asistir por trabajo, me encontré con J.D., él era quien me tenía que llevar a Elche. Para que me relajara, me tenía preparado un CD con música tranquila “Enya”. Durante el viaje me iba dando algunas pautas a seguir en la competición. Por fin llegamos, allí estaba Pirri en la cola de los boxees, yo me puse a su lado, los dos estábamos apunto de un ataque de nervios, pero supongo que así estarían todos. Como las chicas salíamos primero me marcaron en seguida con mi número el 11 y me dejaron pasar pero no sin antes comprobar todo el material y presentar mi DNI, reglas que se deben cumplir en esta clase de pruebas, me coloque el neopreno el gorro y me fui directa a línea de salida, sobre las 7:10 am daban el bocinazo, sin darme cuenta ya estaba nadando, claro esta después de pasar una pequeña crisis de pánico nada mas entrar en el agua, seguramente fueron dos segundos pero para mi fue una eternidad, la primera vuelta genial, ahora faltaba la segunda, me decía a mi misma, el primer tramo bien pero luego empezaron a pasarnos los chicos por un lado, por el otro, por encima, iban como locos, pero pude llegar a la orilla, ya estaba fuera.1hs21min había tardado, me quite el neopreno me puse mis “zapas” y después de hacerme alguna fotillo salí camino de los 120km en bici. En el camino me encontré con gente conocida y pude ver como mi entrenador, amigos y gente que no había visto en mi vida, me animaban gritaban mi nombre, “como te levanta el ánimo eso”. Pasaron cuatro horas y veinte minutos, durante los cuales comí, disfrute del paisaje, del silencio y de la paz que se respiraba en algunos tramos. Sobre las 12:42 del mediodía llegaba a boxees para hacer mi última transición la de la carrera a pie, me baje de la bici deje todo y sin darme cuenta ya estaba saliendo dispuesta a devorar los 30km, la primera vuelta fue de reconocimiento, me puse mi mp3 así que iba a mi rollito con la música, pero en la segunda vuelta me encontré con un chico que también esta compitiendo que me comento que el tenía la titulación de arbitro y que llevar música no estaba permitido, así que después de estar un buen rato charlando con él cuando pase junto a J.D. se lo entregue por si las moscas. Juan Diego me acompañaba unos metros en cada una de las vueltas y me iba orientando sobre lo que tenía que hacer (bebida, geles…etc) sin él no hubiera sido lo mismo, se lo agradezco enormemente. En el circuito a pie había mucha gente animando y varios puestos de avituallamiento con estupendos chicos y chicas entregándote la bebida y la comida para que pudieras aguantar sin deshidratarte.

Después de mis tres vueltas con mis respectivas gomitas una de cada color, roja, azul, naranja me faltaba la cuarta y última la de color violeta, la deseada, la que indicaba que los 30 km habían finalizado así que después de 2:46:00  por fin era mía, la bese con todas mis fuerza y ahora ya podía cruzar la meta y ser finalmente después de 8:28:42 FINISHER.

Mónica Montiel Ferrer

 

Sin más relatos ni anécdotas, esperamos que hayan conocido un poco más que “virtualmente” a Mony, y desde ya nosotros como personas, compañeros, amigos y como Club estamos orgullosos de tener en nuestras “filas” a personitas como ella.